Carta de María Sara Villa a Mariluz Uribe sobre «Las danzas privadas de Jorge Holguín»

Queremos compartir con ustedes la carta de María Sara Villa a Mariluz Uribe de Holguín sobre el libro que recientemente publicamos en Tragaluz editores: Las danzas privadas de Jorge Holguín Uribe. Libro en tres transfusiones. María Sara Villa trabajó en la compañía de teatro‑danza de Jorge Holguín y con otros bailarines colombianos viajó a París a presentar La patasola, obra de Jorge, en el concurso internacional del Palacio de Invierno. En 1989, en el Teatro Pablo Tobón de Medellín, presentó con Danzarte una secuencia en homenaje y memoria de Jorge Holguín.

Mi querida Mariluz: El libro Las danzas privadas de Jorge Holguín Uribe me llegó el viernes, cuando abrí el paquete, ahí mismo, me dieron escalofríos de ver el formato. Tan solo la carátula con su gasa ya empieza a hablar de un camino difícil con la enfermedad… Y aún así, los dibujos y las fotos juguetonas a su lado. Mejor dicho, tan solo la portada ya empezaba a contar qué historia. ¡Felicitaciones de antemano a quien diseñó el formato!
Decidí abrir un espacio especial para sentarme a leerlo. Ayer tuve la oportunidad de hacerlo. Y aunque no lo he terminado, te puedo asegurar que he tenido el corazón en la mano. No sé cómo agradecerte este regalo y el mandarlo desde Colombia. Segundo, por la infinidad de cosas que me está aportando.
La primera “transfusión”, tengo cierta memoria de algo que me mostró Jorge cuando primero lo conocí. ¿Sería lo mismo? El hecho es que yo era una bailarina de ballet lentamente convirtiéndome a la danza moderna, aún sin entender las sutilezas bellas del movimiento humano. Confieso que en esa época no me hizo mucha gracia. Ahora me parece una cosa única, fabulosa, ¡eran instrucciones que todo el mundo debería seguir! ¡Con más tiempo me dedicaré a Danzas privadas!
La segunda parte, también creo tener un recuerdo, de que Jorge me contaba que lo estaba escribiendo. ¿Será que toda esa historia coincide con las fotos que tengo de él en mi sala, tomadas por Beatriz Gaviria en Egipto? ¿Todos ustedes fueron juntos, verdad? ¿Ahí nació Ricardo Corazón de Gelatina? También lo tengo que leer con más cuidado.
Con Pafi, Mariluz, me quedo sin palabras… Esto es una obra maestra. Me ha cautivado como sólo una buena novela de García Márquez o de Isabel Allende lo han hecho. Esto es un texto de required reading para toda facultad de medicina o enfermería. Esto lo tiene que leer todo el mundo que tenga que ver algo con pacientes con enfermedades terminales. Esto es un documento histórico para quienes estudien el transcurso del descubrimiento del HIV y los esfuerzos que se han hecho. Esto es algo que todos, todos quienes tuvimos el regalo de conocer a Jorge tenemos que leer. Este libro es la más desgarradora y a la vez tierna descripción de una persona que se enfrenta a una enfermedad terminal.
Esto lo tienes que mandar a los editores que lo rechazaron en Nueva York. Esto es verdaderamente “lo más lindo que yo haya leído en mucho tiempo”, como dice Johs Mork Petersen. He llorado, he reído. He entendido todos los exámenes que le hacían porque son los exámenes que estudié este semestre de enfermería, y que vi siendo hechos en mis pacientes. Y así que los vi a ellos sufrir, me dio qué dolor pensar que Jorge pasó por lo mismo, y tanto, tanto más… Mariluz, estoy con el corazón en la mano… No sabes cuánto, cuánto te agradezco por el regalo que me has dado…
Seguiré leyéndolo en los próximos días. Empiezo mi semestre de estudio nuevamente la próxima semana. Después te escribo más. Tengo varias preguntas pero ya serán para después. Por el momento un abrazo inmenso. No sabes cuánto te admiro. Tú, su mamá, (¡y ahora que entiendo lo que se siente cuando se es mamá!) tú, qué fortaleza haber hecho todo este trabajo.¡Felicitaciones y tantos agradecimientos a todos los que estuvieron en la producción de esto!
Con todo mi cariño,
María Sara
Mediavuelta
Tragaluz editores S.A.

Edificio Lugo Of. 1108 · Calle 6 Sur #43A-200
Telefax 312 02 95
info@tragaluzeditores.com
www.tragaluzeditores.com
Medellín – Colombia

0 Comentarios

Dejar una respuesta