Anaqueles – Jaime Jaramillo Escobar

Ser invitado a una casa. Descubrir en ella el lugar donde están los libros. Suspender por un momento la atención al anfitrión, y dirigirse instintivamente a su biblioteca. Torcer ligeramente la cabeza para leer los títulos. Recorrer los anaqueles de esa manera, haciendo mentalmente un mapa con la ubicación de los ejemplares que te atraen y que quisieras tomar, abrir, hojear, oler. Hacer una panorámica rápida, y regresar al anfitrión, conociéndolo un poco más después de haber observado la selección de libros que ha hecho durante años.
Muchas veces, el retrato íntimo de una persona puede apreciarse en formato de libros. Tener acceso a su biblioteca es una manera de conocerlo, de saber cuáles son sus gustos, sus intereses, sus escritores queridos, las anécdotas que giran alrededor de sus lecturas. Las bibliotecas llevan la impronta de quien las elabora, y para quienes aman los libros y al ser humano, es fascinante acercarse a ellas y curiosearlas.
En Tragaluz queremos iniciar un viaje con ustedes. Vamos a visitar las bibliotecas de nuestros escritores, nuestros amigos lectores, nuestros editores, y compartiremos lo que encontremos en ellas. La idea es sencilla: haremos fotografías de los anaqueles sobre los que están los libros, para que ustedes se enteren de lo que leen los otros, de las singularidades de sus bibliotecas, y así nos conozcamos más en esta comunidad de personas que hacen de los libros una extensión de ellas mismas.
El viaje comienza en la biblioteca de un gran poeta y amigo: Jaime Jaramillo Escobar.
La biblioteca de Jaime es tan larga como su apartamento. Ocupa una pared que lo cruza de extremo a extremo. Está organizada por temáticas, géneros, y autores; y el grado de intimidad de los libros aumenta entre más cerca estén de su habitación y su estudio. Es decir, junto a la puerta del apartamento están los más distantes de su espíritu de poeta, hay memorias de talleres, libros de frases, e incluso el código civil: es una sección heterogénea y cambiante, muchos de esos libros salen de su biblioteca a fin de año, cuando Jaime hace un barrido, saca lo que no leerá y se lo regala a quien pueda interesarle.
En los estantes siguientes, a medida que se adentran en el apartamento, se observan las novelas y los relatos. Y, si uno sigue acercándose, se encuentra finalmente con los libros de poesía, ensayo, diarios y correspondencias: sus libros más queridos.
Sin más preámbulos, les presentamos la nueva sección de Mediavuelta: Anaqueles. Ojalá les guste, y se animen a participar. ¿Abrirías tu biblioteca a los demás lectores de Tragaluz? Un saludo a todos, y gracias por visitarnos.
(Haga click en las imágenes para verlas en tamaño completo)
Le agradecemos a Jaime por abrirnos con tanta generosidad las puertas de su casa, y haber aceptado ser el inicio de este viaje por las bibliotecas.

6 Comentarios

  1. Celebro la idea de estas incursiones entre anaqueles.

    Me gusta el estado (ajado, leído y releído) de esa edición de poemas de Pessoa de Ed. Río Nuevo (Y aprecio esa selección y algunos hallazgos de traducción de Miguel Ángel Viqueira en ella, a pesar del desafortunado título que hace pensar en una obra completa, a pesar de tratarse de todo lo contrario) y me gusta, sobre todo, la coincidencia alfabética que pone a Pessoa entre Saint-John Perse y Píndaro (ignoro deliberadamente al piedracielismo, al librito verde de título ilegible para mi y a un Carlos Alfonso Rodríguez que parece fuera de lugar).

    ¡Qué buenas indiscreciones!

    • Seguiremos incursionando en los anaqueles ajenos, Carlos. ¿Si viste que el librito verde de título ilegible son las Rimas a Laura, de Petrarca? Ese no se puede ignorar. Llegará el día en que visitemos tu biblioteca, ¿con qué nos encontraremos? Un saludo, y gracias por estar atento a Mediavuelta.

  2. Saludos,
    Me parece una idea genial, sin embargo no estaría de más tener testimonios sobre cómo el dueño fuer armando su biblioteca.

    • Gracias por la sugerencia, Andrés. Estamos de acuerdo, uno de los elementos fascinantes de la biblioteca ajena es la historia de cómo se va formando. Vamos a preguntar por los libros más queridos, por las ediciones especiales, por los anaqueles preferidos. Recogeremos tu idea para la próxima entrada, que viene esta semana. Un saludo desde Tragaluz!

  3. Espero con ansia una nueva incursión, mucho más entrometida y apasionada.

Dejar una respuesta