ATENCIÓN: Por la contingencia de salud, las entregas pueden tardar un poco más de lo normal. Gracias por su paciencia.

Una lección de poesía y amistad

Cuando el poeta Jaime Jaramillo nos propuso hacer un libro con estas cartas, supimos que teníamos en manos un proyecto valioso. En la correspondencia que mantuvo con Geraldino Brasil, Jaime descubrió que la amistad es un terreno fértil para descubrirse a sí mismo y aproximarse a las raíces de la poesía. Cada una de las cartas que se enviaron tocan su espíritu de poetas, y ahora, reunidas, se ofrecen como una discreta y sabia lección de poesía.
Quienes leen Cartas con Geraldino Brasil tienen la oportunidad de ahondar en la amistad de dos escritores auténticos, que se dan a conocer a través de historias cortas, anécdotas, impresiones de viajes, recuerdos familiares y de infancia; dos escritores, uno colombiano, otro brasileño, que jamás se conocieron personalmente, pero que confiaron en las palabras como el lugar de encuentro donde los seres humanos se muestran claramente.
Uno tiene amigos para escribirse en ellos, y para dejarse escribir por su amistad. Este libro da testimonio de eso. A continuación compartimos con ustedes una de las cartas que Geraldino envió a Jaime desde el nordeste de Brasil, donde trabajaba en un despacho judicial.
Así, a través de postales breves y sutiles, el lector conocerá la voz y prosa más íntima de dos amigos unidos por la palabra, dos poetas latinoamericanos que enseñan a mirar y a decir su realidad de manera que el lector la viva, como se vive la buena poesía. 


Este libro inaugura una colección dedicada al género epistolar: Colección Cartero.

Recife, 26 de julio de 1982


Una vez mandé llamar a una viejecita (hermana de un funcionario fallecido), que estaba tramitando la pensión. Vivía con él, era muy pobre, pero no había presentado ningún documento de acreditación. Por falta de prueba, su solicitud no adelantaba. Ella recurrió a la Junta. Revisé el proceso. Mandé llamarla. Le pregunté por la libreta profesional de él. No constaba en los autos que ella la hubiese presentado al Instituto. Él debió haber tenido una libreta profesional. Ella quedó en silencio, apretando una vieja bolsa plástica.

-¿La libreta está ahí?

Como estaba, y ella empezó a sacarla lentamente, con evidente recelo, le pregunté por qué no la había presentado.

Mientras ella permanecía en silencio, sin responder, consulté el archivo donde constan las designaciones. Ahí estaba su nombre, designada por el hermano.

-¿Por qué no presentó la libreta al funcionario del Instituto, si aquí está la prueba de su derecho?

¿Y sabes por qué ella había negado al funcionario que tenía la libreta profesional de su hermano?

Porque en ella estaba la única fotografía que de él quedaba. Tenía miedo de que el Instituto no se la devolviera.

Una viejecita desamparada, sin el pequeño salario de su hermano, necesitadísima de la pensión que él le dejara, estaba pasando hambre porque peor le hubiera sido perder el retrato de su querido hermano.

Le dije que no se preocupara, que se le devolvería la libreta. Y le pedí a un funcionario, allí, a su vista, sacar una fotocopia del documento. Se anexó al expediente, y le devolví la preciada fotografía. Nunca me olvidaré de la forma como extendió las dos manos para tomarla.

Días después empezó a recibir su pensión. Y, lo que era más importante, conservaba la fotografía de su hermano, para siempre.

G. B.
Mediavuelta
Tragaluz editores S.A.

Edificio Lugo Of. 1108 · Calle 6 Sur #43A-200
Telefax 312 02 95
[email protected]
www.tragaluzeditores.com
Medellín – Colombia

4 Comentarios

  1. Ya con este fragmento me conquistó el libro.

    • Nos alegra mucho que te haya conmovido este fragmento. Con historias así está hecho este libro, este testimonio de una amistad entre poetas. Puedes hojearlo y adquirirlo en nuestra página web: http://www.tragaluzeditores.com (el envío es gratis a todo Colombia).

      Por cierto, nos dimos una pasada por tu blog. Muy buenas historias 😉 ¡Saludos!

    • ¡Muchas gracias por el elogio!
      Vi en la web de Tragaluz que uno de sus puntos de venta es Tornamesa en Bogotá, pasaré por allá.
      De todas formas pregunto, ¿cómo puedo comprar online?

      Gracias.

    • Es un gusto, seguiremos visitando tu página.

      Comprar en la tienda virtual es muy sencillo. Ingresas a http://www.tragaluzeditores.com, luego seleccionas el libro que deseas, le das «añadir al carrito», y finalizas con comprar. El registro es rápido. Puedes pagar con tarjeta débito, crédito, y hay otros métodos de pago. El envío es gratis a cualquier ciudad de Colombia, y además te regalamos una revista Matera con un separador 😉

      Cualquier cosa que necesites nos escribes a [email protected]

      ¡Saludos!

Dejar una respuesta