Qué no es una novela juvenil

Redes_Novela-juvenil-3Desde el 1 de junio está abierta la convocatoria del 3er concurso internacional de escritura Tragaluz. Nuestra búsqueda es por una novela juvenil. Como es la primera vez que públicamente vamos tras este tipo de literatura, creemos importante explicar a qué nos referimos cuando invitamos a los escritores a enviarnos propuestas de novelas dirigidas a lectores entre los 10 y los 18 años. La definición puede ser un poco menos escurridiza si se hace por contraste, por lo tanto, reunimos en cinco puntos qué no es una novela juvenil.

También vale la pena aclarar que el espectro de edades que proponemos es amplio, y lo hacemos con el objetivo de darle a los participantes un horizonte, no una camisa de fuerza. Las propuestas pueden estar dirigidas a lectores más adolescentes o más jóvenes, no todos a la vez. Sin embargo, por experiencia sabemos que un buen libro supera las barreras generacionales y termina por estar al alcance de todos.

 

  • Una novela juvenil no es una novela escrita por alguien joven: la edad del escritor es lo de menos, lo que interesa es la manera como interpreta las ideas y emociones que proliferan de manera natural durante esa etapa de la vida. Este enfoque está lejos de los estereotipos. Una novela juvenil no está obligada a pasar por temas como la sexualidad o las drogas, faltaba más; sino a ambientar, con sensibilidad y tino estético, el momento en que empiezan a madurar las preguntas fundamentales que todas las personas nos hacemos como parte de nuestras estrategias de supervivencia y búsqueda de sentido.

 

  • Una novela juvenil no es una novela inferior en calidad a una novela para adultos: el peor error que puede cometer un escritor, y de paso un editor, es subestimar a los lectores. Ni la literatura infantil ni la juvenil son hermanas menores de los libros para adultos. Con esto en mente, los esfuerzos deben dirigirse a encontrar la mejor forma de contar una historia y conectar con los lectores, sin que en ese camino sufran la originalidad y la prosa bien lograda.

 

  • Una novela juvenil no es una novela sobre vampiros y futuros postapocalípticos: son las historias de moda y no hay nada de malo con eso. Sin embargo, dentro de este universo temático hay pocos libros memorables, para empezar, por efecto de la saturación. Podríamos considerar otros aspectos como la calidad narrativa de este tipo de novelas, pero ese no es el punto. Al mencionarlo, lo que queremos es animar la búsqueda de otras tramas, personajes y escenarios. Novelas policíacas, de terror, con tintes ciberpunks o dramáticos, con vocación histórica o fantástica… las opciones son infinitas siempre y cuando no pierdan de perspectiva la poesía.

 

  • Una novela juvenil no es necesariamente una novela ilustrada: bien saben que en Tragaluz somos fanáticos de la ilustración pero, en este caso, no es un elemento que defina el tipo de proyecto que estamos buscando. Esperamos que los participantes nos envíen sus propuestas escritas y la parte gráfica será un complemento sucedáneo. En general, la presencia de ilustraciones no es la que define el público de un libro. Por fortuna, es un prejuicio que se ha rebatido en los último años, gracias a lo cual los adultos hemos podido volver a disfrutar de una oferta de libros ilustrados.

 

  • Una novela juvenil no está determinada por la extensión: en las bases del concurso están explicados los límites de la propuesta que pueden enviar. Esto es así por el formato de la colección de la que hará parte, pero no implica una condición inherente al género. Largas o cortas, las novelas juveniles deben mantener la atención de sus lectores, sin bajar la guardia. No es el número de páginas lo que determina la efectividad y la belleza de libros como ‘Aranmanoth’ de Ana María Matute, ‘Charlie y la fábrica de chocolates’ de Roald Dahl, ‘Las batallas de Rosalino’ de Trinunfo Arciniegas, ‘Las aventuras de Huckleberry Finn’ de Mark Twain o ‘Momo’ de Michael Ende.

 

Pueden enviar las preguntas relacionadas con la convocatoria al correo concurso@tragaluzeditores.com. Antes los invitamos a leer con atención las bases publicadas en el blog de Tragaluz, que pueden consultar siguiendo este enlace: http://goo.gl/arWNdI

 

2 Comentarios

  1. lafamiliaanimal julio 6, 2016

    ‘Inmanente’ no; ‘inherente’ -me refiero a la frase ” pero no implica una condición inmanente al género”-.

Dejar una respuesta