Publicar con Tragaluz

Hace un año nos inventamos una metodología para abordar una situación con la que lidiamos todas las editoriales del mundo: la cantidad tan grande de proyectos que recibimos todos los días de parte de escritores e ilustradores interesados en publicar. Quisimos que las propuestas que llegaban una a una a lo largo de todo el año se concentraran en solo dos semanas, para luego sentarnos a sistematizar todo lo recibido y programar cuándo y cómo leer, evaluar y tomar una decisión.

No respondimos tan rápido como muchos hubieran querido, y aunque entendemos esa ansiedad, es claro que apenas nos estrenábamos en este proceso. Además, recibimos más de 300 proyectos, entre novelas, cuentos, poesías, libros álbum y de fotografía. Incluso hubo uno que otro en idiomas que no hablamos. Nos tomamos seis meses para procesar toda la información y publicar una evaluación colectiva que incluía el nombre del autor que habíamos descubierto y elegido para hacer parte de nuestro fondo editorial.

El hallazgo después de todo ese proceso fue dar con el trabajo del autor ecuatoriano Santiago González. Su libro Luciano, el gusano encajó perfectamente con nuestras expectativas respecto a la literatura infantil. Lo presentamos como novedad en nuestro estand de la Fiesta del libro y la cultura de Medellín. Desde entonces está disponible en librerías y en nuestra tienda virtual.

Viendo que podíamos aprovechar los errores para mejorar la experiencia, este año decidimos repetir: de nuevo, entre el 1 y el 15 de noviembre habilitaremos el correo quieropublicar@tragaluzeditores.com para recibir todo tipo de proyectos editoriales terminados. Esto no significa que deben estar diagramados, tampoco ilustrados (en caso de que sea una propuesta de texto) y convertidos en libros. Simplemente queremos decir que esperamos contenidos finalizados, no proyectos en proceso. El argumento de “si les gusta lo termino” no tiene cabida en esta convocatoria.

Con frecuencia nos preguntan qué géneros recibimos. La respuesta es siempre la misma: todos. Sin embargo, esperamos que los proponentes se den a la tarea de estudiar nuestro fondo editorial para asegurarse de que la estética y el contenido de sus trabajos son afines a los de Tragaluz. Se nota cuando un escritor hace una investigación previa y elige qué de todo su trabajo puede ser pertinente para cuál editorial.

Los requerimientos del envío son mínimos: adjuntar la propuesta como un archivo de texto o un pdf y copiar los datos de contacto. Para participar es necesario ser mayor de edad, pues ser escogido implica que llegará el momento de firmar un contrato de edición.

Vale aclarar también que enviar una propuesta no implica perder los derechos de la misma. Tragaluz solo le plantea ceder los derechos de edición al autor escogido, los demás proponentes son libres de seguir mandando sus textos a otras convocatorias o editarlas por su cuenta. De todas formas, antes de escribirnos es necesario que estén seguros que pueden esperar. En el momento en que el proyecto entre a la convocatoria, lo ideal es que no se ofrezca a otras editoriales sino hasta después de saber que no fue elegida. De nuestra parte, los mantendremos informados sobre los plazos de evaluación para que sepan en qué va a el proceso y cuándo publicaremos los resultados. Lo haremos en nuestras redes sociales (Facebook/Twitter).

 

Para tener en cuenta:quieropublicar_2016

– Como no es un concurso sino una convocatoria pública, la propuesta debe estar firmada y llevar datos de contacto.

– Pueden participar autores de cualquier lugar del mundo.

– No hay límite de extensión para las propuestas.

– El texto debe estar en español. Si se sugiere publicar una traducción, debe haber información clara sobre los derechos de la obra original.

– Recibimos archivos de texto y pdf. Preferiblemente en baja calidad, de forma tal que se puedan descargar y no haya que recurrir a enlaces de Dropbox, Wetransfer, Drive, etc.

– En un solo correo pueden incluirse varias propuestas del mismo autor. No hay restricción al respecto.

La propuesta puede estar ilustrada, pero no es un requisito. En ese caso, se admite que se envíe una maqueta del libro con algunas ilustraciones finalizadas y otras esbozadas. Debe quedar claro, si es un libro álbum, cómo fluye el texto junto con la imagen y el estilo de estas últimas.

 

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta