Novedad Tragaluz: La deshumanización

Plantilla caratula_Banquero_04_11mar2013

Valter Hugo Mãe narra una historia en la que la naturaleza existe como analogía de la vida interior de los hombres, y junto a ellos arrastra una trama igual de poderosa al estallido de los volcanes o al mar en tiempo de leva. ‘La deshumanización’ sucede en Islandia, en los fiordos, en un lugar celosamente custodiado por lo glacial. En medio de esa hoja en blanco hay una mancha, una aldea pequeña en la que crecen Halldora y su gemela Sigridur. Desde el momento en que Halla pierde a su hermana (o sea, el inicio del libro), la vida se muestra coja, herida mortalmente por el rompimiento de la simetría. A causa de esto, el mundo se convierte en un escenario monstruoso al que hay que mirar desde diferentes ángulos para finalmente encontrarle su manera particular de armonía.

Islandia es en realidad un territorio nuevo en relación a la edad de la tierra. Inspirada por la novedad, en la novela las palabras parecen tan jóvenes como el paisaje. No hay teorías ni interpretaciones que extravíen su sentido por las ramas de los dogmas o los eufemismos. Halldora, la protagonista, explora formas de hablar sobre el amor y la soledad que están limpias de suposiciones. Nadie en la aldea parece haber nombrado lo que ella siente y observa, resignados como están a conservar los velos. Entre lo que ignoran y lo que no, solo se interpone un abismo de miradas aterradas y ningún afán de conocimiento. Así las cosas, lo humano está cercado por la violencia del misterio. Dicen los aldeanos que hay una caverna sin fondo, y como no se conoce su final recibe el nombre de ‘la boca de dios’. El razonamiento sigue la idea de que dios es lo inconmensurable y se manifiesta en la oscuridad infinita del foso.

El tono de Valter Hugo Mãe es de quien no da nada por sentado porque solo se atreve a hablar a medida que descubre y experimenta. El sentido de lo que dice tiene una trascendencia de carácter meditativo, un filo poético a prueba de cualquier escepticismo. No hay un párrafo para albergarse ni un remanso tranquilo donde la narración transcurra sin la intención de no romper nada. Cada frase tiene una sabiduría iluminadora, y el ritmo de comprensión lúcida se sostiene hasta el final, mientras los hechos evolucionan hacia un desenlace que bien puede ser calificado de heroico. Esta combinación -tino de cazador y una sensibilidad aguda-, convierten a ‘La deshumanización’ en una oportunidad única para entender y abrazar la belleza y el horror que toman forma en el instante mismo en que un ser humano aparece en el mundo.

En la historia, todo el dolor parece dispuesto para que Halla transite del resguardo de la infancia a la desnudez de la realidad adulta. Pero más que eso, para impulsarla a cumplir el sueño de su hermana, que alguna vez se imaginó siendo “lejanía”. En el correr del ciclo de las estaciones, mientras la naturaleza sucumbe bajo el peso de la nieve y vuelve a nacer, Halla vive la aventura de una vida que bien podría haber tardado años en resolverse. Esa velocidad inusual la eleva por encima de los otros habitantes de la aldea, y su vértigo es el de un descubrimiento irrepetible.

La novela fue publicada en portugués por Porto Editora, en 2013. La edición de Tragaluz es la primera traducción que se hace al español. La tarea estuvo en las manos del traductor, poeta y ensayista Carlos Ciro, quien además ha dedicado más de 20 años al estudio de la obra de Fernando Pessoa, padre de la colección Lusitania de la que hace parte el libro de Mãe.

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta