Encontrémonos Río Arriba

Río Arriba es una organización que trabaja por la protección y el fortalecimiento del campo y las comunidades que lo habitan. Su fundadora, Ana C. Mesa Ortiz, llegó a Tragaluz para que le ayudáramos a hacer realidad una colección de libros dedicados al universo rural colombiano. Ana entrevistó a los protagonistas y encontró con ellos una manera de narrar cómo es vivir y trabajar el campo en un país como el nuestro. A esta serie de publicaciones la llamamos El campo y los días. Ya editamos el primer título y necesitamos la ayuda de todos para continuar con la colección

El primer libro es Lo mío es el campo. Se trata de la historia de Carlos Osorio, un campesino de El Carmen de Viboral, Antioquia, que a raíz de una enfermedad causada por el uso de agroquímicos decidió cambiar sus métodos de cultivo. Y con esa decisión, transformó por completo su vida y la de su familia. 

La publicación está compuesta por ocho capítulos, fotos e ilustraciones. Cada relato da cuenta de una etapa de la vida de Carlos Osorio, desde su niñez, sus pasiones de juventud (la música y el ciclismo), hasta llegar al momento en que renovó por completo su relación con la tierra. Esta edición rústica fue impresa en papel earth pact, que proviene de una fuente sostenible, y a una tinta. 

Su precio durante el mes que durará la campaña será de $ 30.000 pesos más $ 10.000 por gastos de envío a cualquier ciudad de Colombia. Todo el dinero recolectado se destinará a financiar la aparición de los dos primeros títulos de la colección que, esperamos, pueda crecer mucho más.

Formas de participar

Queremos que todos los que quieran aportar lo puedan hacer, en la medida de sus posibilidades. Por eso diseñamos cuatro opciones con las que pueden vincularse para financiar la impresión y edición de los dos primeros libros, y con esto, la labor que hace Río Arriba en el país.

Sembradores

Son los que plantan las semillas para que se cosechen frutos que nos alimentan a todos. Los sembradores conocen los tiempos y los ritmos de la Tierra, por eso lo hacen en los momentos y lugares adecuados: tienen la certeza de que esta devuelve en abundancia todo lo que recibe.

Serán sembradores quienes compren la versión digital del primer libro de la colección Lo mío es el campo por $ 15.000 COP y difundan esta iniciativa entre sus círculos de familia y amigos.

Guardianes

También llamados cuidadores. Son los que desyerban, abonan, riegan y custodian los primeros brotes de lo sembrado. Los guardianes observan cuidadosamente y admiran la belleza de lo que germina.

Se unirán como guardianes quienes compren el primer libro de la colección por $ 40.000 COP. Con él recibirán un paquete de semillas para cultivar en casa. El costo incluye los gastos de envío a cualquier ciudad de Colombia.

Recolectores

Son pacientes, conocen y respetan los tiempos de germinación, crecimiento y floración. Disfrutan de cada etapa y saborean los primeros frutos de la cosecha.

Serán recolectores quienes además de comprar el primer libro inviertan en la segunda historia de la colección. Recibirán ambos ejemplares impresos antes de finalizar el año* y un paquete de semillas, por un costo de $ 60.000, que incluye los gastos de envío a cualquier ciudad de Colombia.

Propagadores

Son los dispersores de semillas. Van al ritmo del viento y se dejan llevar por los aromas. Su papel es esencial en la conservación de la vida y la diversidad de las especies.

Se unirán como propagadores quienes se animen a adquirir los dos primeros cuadernos de la colección, en versión impresa, y además quieran recibir un regalo sorpresa, donado por una de nuestras marcas amigas (podrán consultar la lista de marcas al final de esta entrada). Recibirán su recompensa antes de finalizar el año* y por un costo de $ 110.000, que incluye los gastos de envío a cualquier ciudad de Colombia. 

*Los recolectores y los propagadores son esenciales para darle continuidad a nuestro proyecto. En este momento el segundo libro está en marcha y tenemos otras tantas historias para contar. La inversión que hacen en cualquiera de estas dos modalidades nos ayuda a culminar el proceso de edición y publicación de nuestra segunda historia. Esta es la razón por la cual el tiempo de entrega puede extenderse hasta los últimos meses del año.

 

¿Qué es Río Arriba?
Río Arriba es una organización sin fines de lucro que fue constituida en el 2019. Su propósito es desarrollar iniciativas que integren desde estrategias de sensibilización hasta programas de innovación social, enfocadas en la promoción de la protección de ecosistemas agroforestales y el fortalecimiento de la agricultura familiar en Colombia.

En la actualidad, Río Arriba trabaja fuertemente en programas de sensibilización como la creación de la colección El campo y los días y en la conformación de la Red de cooperación e intercambio de experiencias de productores locales.

 

¿Quién está detrás de Río Arriba?
Río Arriba fue constituido con el apoyo y las donaciones de un grupo de amigos que comparten su admiración por el campo y la convicción de que es necesario conservarlo. Desde su fundación ha sido liderado por Ana C. Mesa Ortiz. Ana estudió Microbiología Industrial y Ambiental en la Universidad de Antioquia y se graduó de una maestría en Ciencias en la Universidad Nacional. Se ha desempeñado como docente universitaria y ha participado en proyectos de investigación enfocados en el estudio de la diversidad bacteriana y el rol que desempeñan ciertos microorganismos.

Durante su trabajo como investigadora evidenció la brecha que existe entre las temáticas y metodologías que se abordan desde la academia para la conservación de ecosistemas y las necesidades inmediatas que enfrentan el campo y las poblaciones rurales.

En el 2018 trabajó como voluntaria en la granja Rena-Ser, donde conoció de cerca el vivir campesino, aprendió sobre cultivos orgánicos y algunas propiedades medicinales de las plantas; hizo amigos y disfrutó la tierra. Esta experiencia la llenó de motivación para convocar a otros a trabajar por la conservación del campo a través de pequeñas acciones. De esta convocatoria nació Río Arriba. 

 

Primer cuaderno: la gran transformación
Lo mío es el campo es el primer libro de la colección El campo y los días. Cuenta la historia de Carlos Osorio, un campesino de El Carmen de Viboral que durante más de treinta años trabajó la tierra aplicando pesticidas y abonos químicos. En cierto momento, él, su esposa y su hija mayor comenzaron a enfermarse con frecuencia: episodios de fiebre, visión borrosa, dolores de cabeza agudos, desaliento, malestar respiratorio. Después de rodar por muchos tratamientos con medicina convencional, consultó a un médico bioenergético que le explicó los efectos del uso de agroquímicos y le enseñó una manera alternativa de cultivar.

Tras superar muchas dificultades económicas y personales, Carlos transformó su vida y su granja Rena-Ser en una finca de producción agrícola libre de agrotóxicos. Hoy es un referente en la producción orgánica de Antioquia y el país. Su finca ha sido aula de clase para centros educativos como el Sena y ha dictado conferencias en la Universidad de Antioquia y en el Congreso Latinoamericano de Agroecología. En Lo mío es el campo narra los detalles de su cambio de vida, además de cómo se vive y se crece en el campo.

 

¿Y el segundo cuaderno?
Vivíamos muy bueno allá es el título del segundo libro. Este relata la historia de María de los Ángeles Osorio Daza: una mujer fuerte que, como ella misma dice, se le mide a cualquier trabajo en el campo. Su vida ha estado marcada por el desplazamiento forzado, también y en mayor medida por la alegría de vivir y trabajar al lado de Oliverio, su esposo. Es un relato inspirador que refleja el día a día de muchas mujeres que encuentran en el trabajo con la tierra la alternativa para sobreponerse a las adversidades.

Después del segundo cuaderno, esperamos se sumen muchos otros. El futuro de la colección depende de a cuántos lectores logremos llegar con esta campaña.

 

¿Por qué Tragaluz se involucró en este proyecto?
Creemos que para construir una sociedad mejor es necesario que circulen las historias que nos comprometen a todos. Cuando Río Arriba nos presentó esta propuesta, de inmediato supimos que era un proyecto en el que debíamos involucrarnos como editores y promotores. La pandemia y los acontecimientos políticos más recientes nos recordaron la función clave que cumplen los campesinos en nuestro país; sin ellos no tendríamos comida en nuestras casas, ni quienes protegieran el campo y los bosques. Si conseguimos que la colección El campo y los días llegue a muchas personas, podremos hacer parte de un cambio social que no tiene espera

 

Marcas amigas
A esta campaña se han unido varias marcas locales, que elegimos porque trabajan de manera responsable, le compran sus insumos a productores locales y participan en procesos formativos y culturales. Aquellos lectores que participen como Propagadores recibirán un regalo sorpresa donado por alguno de estos emprendimientos amigos:

· Aromado

· Café Retiro

· Candela verde

· Friki freak

· Nea papel

· Postal

· Taller de hierbas

· Tragaluz editores

· Verde laurel

 

¡Te invitamos a que te sumes a la campaña y nos encontremos río arriba!

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta