En Bogotá se aprecia el arte de los libros en Tragaluz

Por Jorge Caraballo Cordovez

caraballocordovez@gmail.com

(Artículo publicado en el periódico De la Urbe. Jueves 21 de julio de 2011)

Tragaluz editores, creada hace cinco años, se ha convertido en uno de los referentes más claros para la empresa del libro en Colombia. La calidad de los textos, la originalidad en el diseño y el cuidado en los acabados, les han otorgado premios nacionales (Lápiz de Acero al Diseño en 2008), apoyos económicos del sector público, reconocimiento en las últimas versiones de la Feria del Libro de Bogotá, e incluso, el año pasado les dio la oportunidad de ser invitados en la Feria del Libro en Frankfurt, Alemania.

Debido a lo anterior, el nuevo director de la Librería de la Universidad Nacional de Colombia, Nicolás Jiménez, decidió invitar a Tragaluz para iniciar un ciclo de exposiciones llamado “El catálogo: la obra del editor”. Jiménez quiere recuperar un tipo de lector que se ha perdido en Colombia: el lector de catálogos. “En los años 40 y 50 éramos lectores de colección. Recuerdo las enciclopedias Salvat, o los libros de Oveja Negra, para dar ejemplos. Las personas buscaban esos libros que los editores seleccionaban y publicaban. Quienes conservamos bibliotecas de abuelo, tenemos colecciones que hicieron ellos. Pero ya son muy pocos los lectores de ese tipo. Me parece que vale la pena mostrar editoriales que realizan colecciones, que se preocupan por preguntarse qué quieren en ellas, que objetivos debe tener un libro para conformarlas, y el caso de Tragaluz es sobresaliente”, sostiene Jiménez.

El tercer piso de UN Librería, se dispuso para recibir los libros de Tragaluz. Pilar Gutiérrez, la directora de la editorial, explica que se utilizó el espacio para presentar todas las colecciones del sello (Poesía, Literatura Infantil, Teatro, Cuento, Fotografía, Arte y Dramaturgia) y para exhibir los trabajos de los 15 ganadores del I Premio Tragaluz de Ilustración. “Montamos una exposición donde los libros se exhiben como obras de arte pero, a diferencia de estas, se pueden tocar. A la entrada del pequeño salón se encuentra una frase en la pared que dice: ‘permitido tocar’. El arte del libro, nombre de la exposición, es en lo que queremos hacer énfasis, no tanto en el libro objeto. Trabajamos cada detalle desde la carátula hasta la fuente tipográfica para que todo hable de lo mismo, para que todo haga eco de ese texto, de esa palabra que es el origen de todo”, explica la editora antioqueña.

Carlos Alarcón, artista visual residente en Bogotá, estuvo presente en la inauguración de la exposición, a la que asistieron aproximadamente cuarenta personas. Alarcón conoció a Tragaluz hace un par de años en la Feria del Libro de la capital, y desde entonces se ha mantenido atento a las novedades de la editorial. “Aunque el espacio de la exposición en la librería es reducido, está bien para lo que muestra Tragaluz, que es un trabajo tan íntimo”, opina Alarcón. A su parecer, la muestra refleja el espíritu de la pequeña editorial, que cada vez se fortalece más a nivel nacional.

El trabajo que el equipo de Tragaluz dedica a cada uno de los libros, y la voluntad de la librería de la Universidad Nacional por recordar el valor de la relación entre editor-lector, se podrá visitar por veinte días. Luego, la exposición se trasladará a Medellín, y se ubicará en el Café Zorba desde la primera semana de agosto.

Mediavuelta
Tragaluz editores S.A.

Edificio Lugo Of. 1108 · Calle 6 Sur #43A-200
Telefax 312 02 95
info@tragaluzeditores.com
www.tragaluzeditores.com
Medellín – Colombia

0 Comentarios

Dejar una respuesta