Programa tus compras para recibirlas 1 semana después.  / /  Por la contingencia de salud, las entregas pueden tardar un poco más de lo normal.

B L O G

  • VI Premio Internacional Tragaluz de ilustración

    VI Premio Internacional Tragaluz de ilustración

     

    Este año regresa la convocatoria al Premio internacional Tragaluz de ilustración en su sexta edición. Las expectativas que tenemos son altísimas porque cada vez que abrimos esta puerta conocemos a artistas muy talentosos con lo que hacemos libros increíbles. Solo es recordar lo que han sido las dos últimas versiones del premio: en 2019, la ganadora fue la ilustradora española Bea Lozano (con quien nos encontramos trabajando en un libro bellísimo); y en 2017, fue el artista iraní Mohammad Barrangi, autor junto a Juliana Muñoz Toro del libro rollo A la sombra de un naranjo, publicado recientemente por Tragaluz. 

    (Haz clic si quieres conocer a los ganadores de versiones anteriores: I, II, III, IV, V)

    A continuación les compartimos las bases de participación de este año, que no cambian con respecto a las ediciones anteriores, excepto por el tema al que nos dedicaremos. En esta entrada encontrarán tanto la versión en español como en inglés para que además la compartan con todas las personas a las que pueda interesarles, no importa su nacionalidad. 

     

    Bases de participación

    Este concurso está dirigido a ilustradores de todos los países. Son requisitos: que el participante sea mayor de edad (+18 años) y que las ilustraciones sean inéditas o no publicadas, y no hayan sido postuladas ni enviadas a otros concursos que fallen en fechas cercanas.

    Los artistas son dueños de sus obras. En caso de resultar ganadores firmarán un contrato por el que recibirán siete millones de pesos (COP 7.000.000) para desarrollar las ilustraciones de un libro que editará Tragaluz.

     

    Tema

    Más que nunca, nuestra realidad común es la incertidumbre. Todo parece estar cambiando y no sabemos hacia a dónde, pero es claro que las viejas estructuras ya no responden a las necesidades que tenemos como sociedad. En un contexto como este nos parece indispensable repensar palabras como “revolución”. ¿Qué sería rebelarse en estos tiempos tan confusos? Por medio de la ilustración que postulen al premio, nos gustaría que reflexionaran y aportaran ideas sobre lo que significa esta palabra, vista con los ojos de hoy, y qué posibilidades abre para el futuro de nuestras comunidades. 

    Recibiremos una ilustración por artista al correo [email protected] La técnica es libre.

     

    Características del envío

    El mensaje en el que se adjunte la propuesta debe tener los datos personales del concursante (nombre completo, edad, número de identificación, nacionalidad) y llevar adjunta la ilustración. Esta debe ser un archivo de imagen JPG de alta calidad (100% – RGB). El formato puede ser horizontal o vertical, debe pesar máximo cinco megas y 150 dpi. Solo se admite una ilustración por persona.

     

    Fallo

    Tragaluz elegirá un único ganador. Con él se firmará un contrato para que participe como ilustrador en uno de los libros del fondo editorial. Dicho contrato equivale a 7.000.000 COP (siete millones de pesos colombianos). Si el ganador es extranjero, el monto se convertirá a dólares según la tasa de cambio del día de la transacción.

    El pago ocurrirá así: 50% de anticipo en el momento de la firma del contrato, 50% restante al momento de la publicación del libro. El costo bancario del envío corre por cuenta del ganador.

    El comité editorial de Tragaluz será el encargado de decidir cuál es la propuesta ganadora. La convocatoria puede ser declarada desierta si ninguna ilustración cumple con la calidad esperada (aunque esto nunca nos ha pasado).

     

    Fechas

    La recepción de propuestas comienza el 1 de junio y se cierra el 15 de agosto de 2021. Los resultados se publicarán en la página web de Tragaluz y en nuestras redes sociales (Instagram, Twitter y Facebook), el 15 de septiembre de 2021.

     

    *

    V Tragaluz International Illustration Award

     

    Rules for participation

    This competition is open to illustrators from all countries who meet the following criteria: adult participants who submit illustrations that are unpublished and have not been submitted to other competitions recently.

    The artists will keep ownership of their works. In case of winning the award, they will sign a contract for seven million Colombian pesos (COP 7,000,000) to create the illustrations for a book that Tragaluz will publish.

     

    Subject

    More than ever, uncertainty is our common reality.

    Everything seems to be changing. We don’t know where this is going, but it is clear that old structures no longer meets the needs we have as a society.

    In this context, we find it essential to rethink words like “revolution”. What would it mean to rebel in these confusing times?

    Through the illustration you submit to the award, we would like you to reflect and contribute ideas about what the word “revolution” means nowadays, and what possibilities it opens for the future of our communities.

    We will accept one illustration per artist. Illustrations should be submitted to [email protected] Contestants are free to use the technique of their choice.

     

    Submission

    The submission message should include the contestant’s personal data (full name, age, ID number, nationality) attaching the illustration. This must be a high-quality JPG image file (100% – RGB). It can be either horizontal or vertical in direction, and must not exceed five megabytes and 150 dpi.

     

    Decision

    Tragaluz will choose one single winner. A contract will be signed with the winner to be the illustrator in one of the books published by us. The contract is equivalent to COP$7.000.000 (seven million Colombian pesos). If the winner is a foreigner, this amount will be converted to dollars according to the exchange rate of the day of the transaction.This amount will be paid in two instalments: 50% in advance at the time of signing the contract, and the remainder 50% at the time of publication of the book. The wire transfer costs will be on the winner.

    Tragaluz Editorial Board will make the decision on the winning submission. This call for submissions can be considered void if no illustration meets the expected quality (though this has never happened).

     

    Dates

    Illustrations can be submitted starting June 1 and no later than August 15, 2021. The results will be published on Tragaluz’s website and social networks (Instagram, Twitter and Facebook) on September 15, 2021.

  • “La literatura se nutre de la vida para dar otra visión de ella”: Entrevista a Félix Ángel

    El artista y escritor Félix Ángel (Medellín, 1949) empezó a escribir muy temprano, casi al tiempo que comenzó a pintar a los 22 años. Desde entonces, su vida se ha desarrollado alrededor del arte y la cultura, llegando a ser el director del Centro Cultural del Banco Interamericano de Desarrollo. Ha expuesto en más de 35o muestras de arte y en 2010 recibió el Premio de la Alcaldía de Washington D.C. -ciudad en la que reside desde 1977- en la categoría de Liderazgo Visionario en las Artes.

    Con motivo de la publicación de su nuevo libro, Tantas vidas, Miguel, hemos querido entrevista al artista para tratar de desentrañar la historia de esta novela, que representa la experiencia de un hombre que ha vivido a través del arte, pero, sobre todo, del amor. Al texto le acompañan 200 grabados que el propio artista realizó mediante la técnica de grabado al linóleo y que abren otra dimensión del libro.

     

    P- Tu primera novela se publicó en 1975. Su publicación generó gran controversia en el país. Algunas librerías llegaron a devolverte las copias del libro. Más de cuatro décadas después, aparece Tantas vidas, Miguel. ¿Qué postura asume en esta obra un Félix Ángel que carga con toda una experiencia vital a las espaldas?

    R- Escribí mi primera novela con 25 años, a mi regreso de los Estados Unidos, después de mi contacto con Nueva York, que me dejó absolutamente deslumbrado. Por aquel entonces, la comunidad cultural de Medellín estaba desfasada y le faltaban muchas cosas, y eso fue lo que me empujó a escribir. Terminé el libro en tres semanas. Ninguna editorial lo quería publicar, así que busqué una imprenta underground en un sótano cerca de la Avenida Colombia y entregué mi manuscrito. Fue toda una experiencia de aprendizaje. Aunque sabía que iba a crear muchas reacciones, la explosión fue mayor de lo que imaginé. Las librerías retiraron el libro, recibí llamadas amenazantes, anónimos por correo… incluso tuve que cambiar la localización de mi estudio. La librería Aguirre fue la única que quiso vender el libro. Todo eso me hizo ver el poder que tiene la literatura y la fragilidad del ser humano.

    Creo que la literatura se nutre de la vida para dar otra visión de ella. Por eso, esta novela se desarrolla en un nuevo escenario, porque el hoy me posiciona a mí en otro lugar y en otra cultura. Los personajes también son distintos porque mi experiencia es distinta, y eso se nota en la novela, que se supedita al contexto y por eso es mucho más internacional. En cuanto a la postura que asumo en esta obra, empezaría por aclarar que detesto el término minoría porque es excluyente, porque estigmatiza a un sector social y aboga por su redención. Mi libro no está escrito desde el punto de vista de una minoría. No tiene que pedir excusas a nadie, no tiene que justificar lo que es. Pipe Vallejo, el protagonista de la primera novela, era inocentemente íntegro. En cambio, Miguel es naif en la parte del amor, pero muy hábil en la vida, porque ha tenido una infancia dura y se ha hecho a golpes. Su hándicap es el afecto: nunca lo conoció y por eso no sabe cómo interactuar con las personas.

     

    P- Miguel, el protagonista de esta novela, se desdobla en una infinidad de nombres e historias. ¿Qué representa ese desdoblamiento? ¿Cuántas vidas somos capaces de vivir en una sola?

    R- En el primer capítulo del libro Miguel confiesa que no sabe decir quién es realmente, porque cuando piensa en su vida siente que ha vivido tantas vidas… Y que han sido vividas por una persona que no es él. El personaje de Miguel lo único que no entiende bien es el afecto y el amor. Se ve envuelto en experiencias que va siguiendo por instinto, se deja llevar. En ese viaje resulta conociendo personas muy diferentes. Miguel trata de encontrar el amor, pero el problema es que está enamorado del amor como emoción. Por eso su vida va dando tumbos, porque está enamorado de un concepto que quiere sentir y encontrar, pero que le resulta difícil identificar. Para enfatizar ese desdoblamiento de vidas y experiencias, utilizo un segundo narrador que pone al primero de espectador, recurso que me permite incursionar en el lenguaje cinematográfico. El intercambio de voces crea unos espacios dentro de la narración que reflejan esa fractura que tiene el personaje principal en cuanto al amor.

     

    P- La novela transcurre, principalmente, entre Washington D.C. y Nueva York. Mencionas una jaula de cristal en la que se encuentra encerrado Miguel, como si fuera una especie exótica que la sociedad mira con recelo. ¿Existe una relación conflictiva del personaje principal con los espacios de la ciudad y sus convencionalismos?

    R- Escribir sobre espacios urbanos me viene por mi formación en arquitectura. La ciudad se convierte en un espacio íntimo, por eso mis novelas son esencialmente urbanas. El narrador llama a la oficina de Miguel “la jaula”. A pesar de la transparencia que ofrecen los vidrios, Miguel sabe que está sometido a un encierro, y que al mismo tiempo siente como una protección. Es consciente de que está a la vista del mundo, de que está expuesto a la mirada de la sociedad. Sabe que la gente al otro lado del vidrio no lo considera parte de ellos, porque se sabe distinto al resto, pero no hace tragedia de ello ni asume una actitud defensiva. Al contrario: es natural, no claudica, pero es consciente de la realidad en la que vive. Esta metáfora nace del jardín botánico, que está a dos cuadras de su oficina, y que lo lleva a identificarse con las especies exóticas que hay allí, protegidas por una caja de vidrio. Entiende que hay una barrera invisible que separa a esa especie de la gente. Y esa idea de la jaula se extiende a toda la sociedad: los tipos como Miguel palpan esas barreras invisibles, son conscientes de su particularidad, de que su vida está enjaulada por las convenciones sociales.

     

    P- ¿Cómo se caracterizan hoy los personajes homosexuales en la ficción? ¿Siguen presentes los estereotipos y los lugares comunes? ¿Cómo trabajas este aspecto?

    R- He tratado de contar historias donde predomina el drama humano, las situaciones coyunturales que tienen que ver con la manera de ser y actuar de la gente. Tratar temas de discriminación social como parte central de mi obra me haría posicionarme. Lo importante es escenificar los problemas del ser humano, tratando a los personajes como personas corrientes. Mi obligación no es abogar por una causa que no necesita que se abogue por ella. Yo intento mostrar que hay personas que viven su vida, tienen problemas, buscan la felicidad y se ven atravesados por las convenciones de la sociedad. Yo rehúso ser minoría o ser considerado minoría. Me considero parte de la gran mayoría, de la única gran mayoría que es la humanidad. Por eso, quiero escribir de forma en que el asunto no sea la naturaleza sexual del personaje, sino sobre cuestiones más profundas de la relación entre ese personaje y la vida. El libro no puede convertirse en una justificación de por qué la sociedad trata diferente a sus individuos por su naturaleza diversa. No quiero reafirmar la segregación que realiza la sociedad.

     

    P- Como artista plástico, el juego con la imagen siempre ha estado muy presente en tus obras literarias. ¿Qué cuentan las imágenes que no digan las palabras? ¿Qué aporta el elemento visual a tu obra literaria? ¿Qué implica repensar el objeto-libro desde su concepción material?

    R- Cada libro tiene su juego de imágenes. En Tantas vidas, Miguel yo quise hacer las ilustraciones explorando las posibilidades de algo que nunca había hecho ex profeso: una novela gráfica. El libro está escrito en doble forma: literaria y gráficamente. La intención era utilizar las imágenes para que funcionaran como motivadoras de una narración que no está escrita en palabras. No solamente ilustran o se supeditan a la narración, sino que tienen vida propia. Al mirar la imagen, el lector incorpora otros elementos que no están explícitos en el texto, abre nuevas dimensiones. Eso requiere de un lector atento, alguien que no vea la ilustración como una mera descripción gráfica de lo que ya leyó. Quiero que las gráficas añadan otro texto adicional que no está escrito, que motiva al lector a inventarlo él mismo. Cada imagen potencialmente desarrolla un texto que enriquece la narración. En cuanto al formato, deseaba que el libro no solo fuera eso, un libro. Sino que se convirtiera en una especie de objeto mágico que, además de contener una historia, tenga un aura especial cuando se tiene entre las manos e invite al lector a acariciarlo.

     

    *Si quieres ser el primero en conseguir la nueva novela de Félix Ángel, puedes acceder al enlace de preventa exclusiva. ¡No te quedes sin él!

  • “Hablamos a través de los libros, tanto con los vivos como con los muertos”: Entrevista a Jorge Carrión

    Foto: Pedro Madueño

    Somos muchos los que, inmersos en la narrativa de la era digital, nos hemos preguntado por la supervivencia del libro en la sociedad contemporánea, líquida, inestable y absolutamente cambiante. Para Jorge Carrión, la respuesta es clara: el libro sobrevivirá a Amazon, y no a la inversa, porque es un objeto de significado múltiple capaz de adaptarse y reinventarse a la metamorfosis del tiempo. La necesidad de contar historias, de escucharlas, de leerlas o incluso de tocarlas, no desaparecerá. Aunque la literatura aún se imagina en la textura del papel, se transformará en apariencia, cambiará el soporte y probablemente acabe mutando hasta el lenguaje que utiliza. No obstante, esa necesidad de narrarnos para entendernos siempre ha estado y estará vigente en los seres humanos.

    Jorge Carrión (Tarragona, 1976) es una de las voces humanistas más importes de la actualidad. Lector y escritor empedernido, investigador y docente, su día a día transcurre entre las vicisitudes que dan forma y mantienen vivo al ecosistema de los libros a nivel mundial. Especialista en las ficciones sonoras que difuminan los límites entre lo digital y lo físico, es director y guionista del podcast Solaris, desde el que nos invita a viajar a una dimensión del presente que ya es futuro, para tratar de responder a preguntas de la cotidianidad moderna.

    Es director del Máster en Creación Literaria en la Barcelona School of Management de la Universidad Pompeu Fabra y colaborador en la edición española del diario The New York Times, también en el suplemento cultural del periódico La Vanguardia. Recientemente ha publicado Contra Amazon (Galaxia Gutenberg, 2019) y Lo viral (2020). Coordina La Rosalía. Ensayos sobre el buen querer (Errata Naturae) y junto a Javier Olivares ha publicado la novela gráfica Warburg & Beach (Salamandra, 2021). Se declara admirador de Radio Ambulante y del proyecto de Tragaluz.

    Para celebrar el Día del Libro hemos conversado con Jorge Carrión sobre la transformación del libro y la adaptación de las narrativas a los nuevos formatos que reinan en la era digital.

    P- ¿Qué significa el libro en la era digital?

    R- El libro en nuestra época tiene un significado múltiple. Sobre todo, es la tradición —al fin y al cabo, somos la herencia del Pueblo del Libro y vivimos todavía en la Galaxia Gutenberg—, pero también es el futuro. Porque se ha digitalizado, se ha convertido en audiolibro, ha contagiado a todas las parcelas de la cultura, ha demostrado que sabe adaptarse para seguir influyendo…

    P- ¿Qué nos hace leer?

    R- Nuestra necesidad de comunicarnos y de entender. No sólo el mundo contemporáneo, también los mundos pasados y futuros. Hablamos a través de ellos, tanto con los vivos como con los muertos.

    P- ¿Sobrevivirá Amazon al libro?

    R- Muy buena pregunta. Imagino que a Amazon le pasará como le ha pasado ahora a las grandes cadenas de grandes almacenes o a las fábricas de automóviles: dentro de unas décadas llegará un nuevo modelo de producción, de gestión, de circulación, y tendrá que reinventarse o morirá. Como a Amazon en realidad no le interesa el libro nada más que como mercancía, si tiene que sacrificar algo para esa reinvención, probablemente sea su división libresca y editorial.

    P- El libro físico ha transformado su aspecto tradicional y se ha adaptado a otros medios audiovisuales e interactivos. ¿Estamos preparados para afrontar la narrativa en la era digital?

    R- El libro expandido es un paso natural en la historia de ese objeto maravilloso. Pero todavía está por inventar el soporte que lo haga posible. El libro electrónico o la tableta no lo han conseguido.

    P- ¿Qué te gusta encontrar en una librería además de libros?

    R- Sorpresas. Libros que no sabía que existían y que no sabía que necesitaba leer.

  • De la historia del papel a nuestros libros

    Sabemos que el libro es mucho más que las definiciones del diccionario, esas que dicen que se trata de un conjunto de muchas hojas de papel que, encuadernadas,forman un volumen. Jorge Luis Borges decía, incluso, que era el instrumento más asombroso creado por la humanidad, «una extensión de la memoria y de la imaginación».

    Sin embargo, también sabemos que lo primero que imaginamos al escuchar la palabra libro es un objeto que recuerda a esa definición del diccionario. Como editorial, entendemos que ese objeto maravilloso necesita de un papel ideal y de un cuidado atento y sensible para que la lectura de cada libro sea placentera y resista el paso del tiempo.

    Por eso, cuando hablamos de papel, nos lo tomamos muy en serio.

    Recordemos el recorrido del papel en la historia. En China, entre el siglo II a.C. y el II d.C., se obtuvieron las primeras hojas al mezclar agua y residuos de seda, fibras de arroz y árboles diversos. Los chinos mantuvieron el secreto de su fabricación por más de 600 años hasta su descubrimiento por los árabes en el siglo VIII d.C.

    Algunos prisioneros de guerra chinos fueron los responsables de revelar la elaboración del papel. Los árabes utilizaron otros materiales como el cáñamo o el lino, blanquearon las hojas con cal y las llevaron a Europa a través de la antigua ruta de la seda. El pergamino fue reemplazado por la gran invención oriental, abaratando costos de producción, facilitando el transporte y aumentando la durabilidad de la escritura. 

    En la actualidad, el papel se obtiene a partir de una mayor diversidad de materiales. En Colombia, por ejemplo, se usa la fibra de caña de azúcar y de madera para el papel corriente de oficina o la impresión de libros, como los que hacemos en Tragaluz. Algunos fabricantes tienen plantaciones destinadas a ese fin, sin recurrir a la tala de bosques. 

    ¿Cómo elegimos el papel de nuestros títulos? Hay varios factores que influyen a la hora de seleccionar los materiales de un nuevo libro. Uno de ellos es su tamaño: si es muy extenso, utilizamos un papel de un gramaje menor a los 100 g para evitar que sea muy pesado. Si es ilustrado o contiene fotografías, pensamos en papeles poco porosos que reproduzcan con fidelidad las imágenes. Luego, buscamos las referencias específicas y consultamos la disponibilidad de papeles que nos ofrecen los proveedores, sean nacionales o importados.

    Por ejemplo, para la edición de A la sombra de un naranjo, quisimos devolvernos a la historia del libro hasta los antiguos rollos hechos en papiro. Buscamos un material liso que nos permitiera enrollar el relato. El elegido fue el papel piedra, marca registrada en España para denominar a un papel mineral cuyo proceso tuvo origen en Taiwán en la década de 1990. 

    Su composición está basada en una mezcla de carbonato cálcico (80 %) procedente del yeso o el mármol, y de resinas de polietileno no tóxicas (20 %). Para obtenerlo se utiliza agua, cloro o ácidos y es 100% impermeable. Un material con mucha resistencia, a diferencia del papiro antiguo. 

    Por otro lado, en la carátula de El incendio utilizamos el concrete paper de la compañía estadounidense Neenah, papel con un color y una textura que nos remite al cemento de la ciudad, lugar donde se ubica la historia de Samuel Castaño. Este material está compuesto por fibras recuperadas de papeles de desecho. La nobleza de sus materiales con el medio ambiente permite que el 90 % del agua utilizada sea devuelta al río Fox de Wisconsin, gracias a métodos sostenibles.

     

    En ambos casos, el papel hace parte de la historia. Las texturas invitan al lector a tocar el libro y remiten a la atmósfera de los relatos, ya sea un reino antiguo, la ciudad moderna, los diarios de un cineasta japonés o los fríos paisajes nórdicos. Para nosotros, como equipo editorial, cada texto es una oportunidad de conocer nuevos materiales, viajar a través de ellos por la historia del libro y proponer una manera diferente de crear objetos para conservar.

  • Taller de caligrafía moderna con pluma clásica

    Los dos pilares fundamentales sobre los que trabajamos a diario en Casa Tragaluz son la palabra y la ilustración. Si hay una práctica que logra unir de forma orgánica ambos conceptos es el arte de la caligrafía.

    Por eso, desde el compromiso que tenemos en Casa Tragaluz con la formación en oficios enfocados a las artes gráficas, estamos muy felices de anunciar que durante el mes de mayo realizaremos un «Taller de caligrafía moderna con pluma clásica».

     

     ¿Quién dirigirá el taller?
    La tallerista que dirigirá las sesiones será Natalia Calao, calígrafa y artista visual con más de 10 años de experiencia en el oficio. Ha trabajado con numerosos colectivos de artistas y actualmente se desempeña como museógrafa, haciendo trabajos caligráficos que acompañan a las exposiciones de centros como el Museo del Río Magdalena, el Fuerte de San Fernando, el Museo Panóptico de Ibagué y el Parque Arqueológico de San Agustín. También se dedica a la docencia y a la investigación.

    Adora tomarle fotos a su gata Kiki y, como buena calígrafa, disfruta del placer de la lectura.

     

    ¿Qué aprenderás?
    El objetivo del taller es que los participantes desarrollen habilidades técnicas en el manejo de la pluma flexible y la tinta, para así descubrir las posibilidades que nos brindan estos materiales y perfeccionar el trazo caligráfico. El contenido comprenderá aspectos de la caligrafía como:

    • Diferencias entre caligrafía clásica y moderna
    • Herramientas y materiales
    • Cuidado de las herramientas
    • Ejercicios básicos con lápiz y pincel
    • Alfabetos
    • Mayúsculas y minúsculas
    • Diagramación y composición de frases

    El objetivo final del taller es aprender un alfabeto de caligrafía moderna utilizando la pluma flexible y la tinta para aplicarlo a una pieza final que recoja los temas desarrollados en el curso.

     

    ¿Cuándo y dónde tendrá lugar?
    El taller se desarrollará a lo largo de cuatro sesiones, cada una con una duración de 2 horas. Las sesiones tendrán lugar los días 19, 24, 26 y 31 de mayo de 5:00 p.m. a 7:00 p.m. (hora colombiana). La modalidad del taller será íntegramente virtual a través de la plataforma Zoom.

     

    ¿Con qué recursos contará el taller?
    La inscripción al taller incluye un kit de herramientas y materiales, además de una guía práctica. El kit se enviará a los inscritos a partir del día 6 de mayo. Incluye:

    • 1 pluma de punta flexible
    • 1 mango de madera
    • 1 tinta Winsor & Newton
    • 1 tintero en cerámica carmelitana
    • Guía para ejercicios con contenido teórico y práctico

     

    ¿Cómo me inscribo?
    El taller está dirigido a personas que residan en Colombia y estén interesadas en aprender las bases de la caligrafía moderna con pluma clásica.

    Hay 10 cupos disponibles y el taller (incluye el kit de materiales y herramientas) tiene un valor de $300.000 COP.

    Para inscribirte debes hacer clic aquíSeleccionas el taller, lo agregas al carrito de compra, completas tus datos y eliges el método de pago. 

    Las inscripciones estarán abiertas hasta el 4 de mayo. 

    ¡No te quedes sin cupo! 

    *Nota: una vez se realice el pago del taller no podremos hacer la devolución del dinero. Si tienes alguna duda antes de comprar el cupo, escríbenos al chat de nuestra página web o a través de nuestras redes sociales.