Tragaluz Editores, esa búsqueda incesante