Isidro Ferrer: El enfrentamiento con la duda